Cotización de los becarios en la Seguridad Social

El pasado 27 de octubre, fue publicado en el BOE el Real Decreto 1493/2011 que regula los términos y condiciones de inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social de las personas que participan en programas de formación.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que establece que los becarios pueden cotizar en el Régimen General de la Seguridad Social a partir del pasado 1 de noviembre. Dicha publicación, establece que “las personas inmersas ahora o con anterioridad en programas de formación vinculados a estudios universitarios o de formación profesional, financiados por organismos públicos o privados, que incluyan prácticas formativas que conlleven una contraprestación económica para los afectados, serán asimilados a trabajadores por cuenta ajena a efectos de su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social”. Además, los becarios deberán acreditar su condición mediante certificación expedida por las empresas u organismos que los financien.

Otros aspectos del presente Real Decreto que cabe destacar son:

1. Las personas que hayan participado en programas de formación antes de la entrada en vigor del Real Decreto podrán suscribir un convenio especial que les permita el cómputo de cotización hasta un máximo de dos años.

2. La afiliación se extenderá desde la fecha del inicio al cese de la actividad del participante en el programa de formación. La cotización se realizará aplicando las mismas reglas establecidas para los contratos de formación y aprendizaje.

3. La empresa u organismo que financie el programa de formación tendrá la condición de empresario y asumirá los derechos y obligaciones fijados para éstos en el Régimen General de la Seguridad Social. Los becarios tendrán la misma cobertura que los afiliados a dicho Régimen General, excepto en la protección por desempleo.

4. La cotización se realizará aplicando las mismas reglas establecidas para los contratos de formación y aprendizaje, en lo que se refiere a contingencias comunes y profesionales. La base de cotización por el convenio especial estará constituida por la base mínima de cotización vigente en el Régimen General de la Seguridad Social en el período que corresponda, a la que se aplicará un coeficiente reductor del 0,77 por 100.

Por último, según fuentes gubernamentales “se estima que actualmente puede haber alrededor de 30.000 becarios en el conjunto de universidades, fundaciones y otros organismos que conceden este tipo de ayudas a la formación. Asimismo, se estima entre 100.000 y 200.000 el número de personas que pueden optar a firmar el convenio especial por haber tenido la condición de becarios anteriormente”.

Fuente: BOE Núm. 259

A pesar de la noticia referenciada, un nuevo Real Decreto (1707/2011) echa para atrás, en menos de un mes, esta obligación de las empresas, por el que se regulan las prácticas académicas externas de los estudiantes universitarios. Así:

DISPOSICIÓN ADICIONAL PRIMERA. Exclusión del ámbito de aplicación de la Seguridad Social:

Los mecanismos de inclusión en la Seguridad Social contemplados en Real Decreto 1493/2011 de 24 de octubre, por el que se regulan los términos y las condiciones de inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social de las personas que participen en programas de formación, en desarrollo de lo previsto en la disposición adicional tercera de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social, no serán de aplicación a los estudiantes universitarios que realicen las prácticas académicas externas a que se refiere este Real Decreto.
¿Necesitas más información?

Contacta con nuestros expertos

13-12-2011